No discrepamos,


concordamos,
en que el modo inmejorable
para que cada quien se indague, averigüe,
es estarnos juntos plácidos, fraternizados.